14
Feb
09

Serie Especial: Portadas de Discos, Capítulo I

Hay ocasiones en que el arte de las portadas de los discos se basa en imágenes que no fueron tomadas o creadas para dicho propósito, pero que sin embargo de una u otra forma terminan siendo la cara visible de los trabajos de algunos músicos ya sea por su particularidad, interés, significado o quizás sabe quién por qué. Dichas imágenes en sí muchas veces tienen sus propias historias y hablar de ellas y su entorno es lo que quiero hacer en este post. Originalmente iba a poner los 3 ejemplos que recordé al respecto en el presente artículo, pero cuando comencé a escribir los textos se alargaron peligrosamente y es poco probable que lo lean completo si se ven con esa muralla de información, de modo que lo dividiré en pequeñas entregas. A continuación, y por orden alfabético de bandas, la primera de ellas.

Pearl Jam – Binaural

La imagen corresponde a la de la nebulosa denominada técnicamente MyCn 18 o Nebulosa Reloj de Arena para los amigos (no siendo la única con esta última denominación). La formación de las nebulosas planetarias proviene de la explosión de estrellas con masas similares a la del Sol, por lo que en unos cuantos miles de millones de años más cuando nuestra estrella agote su combustible debiese terminar su vida de esta manera (si les interesa la astronomía, revisen la secuencia principal del Diagrama de Hertzsprung-Russell).

Bueno, como habrán notado, la forma central de esta nebulosa en particular asemeja un ojo. En la imagen de la portada del álbum sin embargo aparentemente (a simple vista) está retocada para resaltar dicha idea, enfatizando la región blanca que hace de esclerótica y jugando un poco con el contraste y saturación, eliminando el ruido y dando un color verdoso al entorno del ojo. De todas formas, los colores de las imágenes astronómicas no siempre se condicen con la realidad pues no necesariamente están tomadas en las longitudes de onda del espectro visible (es decir, aquellas longitudes de onda que podemos percibir con nuestros ojos). Según tengo entendido, la imagen de la nebulosa que nos ocupa fue tomaba con el Telescopio Espacial Hubble (HST por sus siglas en inglés) y este tiene la capacidad de tomar fotografías tanto en el espectro visible como en partes del ultravioleta y el infra rojo, de modo que quizás está con colores falsos (técnica que por ejemplo se puede apreciar en esta imagen del Sol tomada en el ultravioleta).

El diseño del arte del disco contiene al menos dos imágenes más tomadas con el Hubble (según lo que dice en Wikipedia): la Nebulosa de la Hélice (que también asemeja a un “ojo”, pero más del estilo Sauron en la adapatación de Peter Jackson para El Señor de los Anillos, aunque puede ser mucha imaginación) y la Nebulosa del Águila, cuna estelar pues en su interior se producen actualmente reacciones que dan origen a nuevas estrellas.

La razón de la utilización de las imágenes en palabras de Jeff Ament, bajista de la banda, quien responde a una pregunta por el arte del disco, el cual “parece tener una temática en particular”:

I think partly in the recording process… I mean, the reason that we went with Tchad is because he provides an amazing atmosphere to songs. I think all the records that he’s made, there’s layer after layer of textures. So, I think we wanted the artwork to represent that. And Ed first brought up the Hubble photographs. Then I remembered immediately from two or three years ago, National Geographic put out that series of photographs. So we called up NASA, and actually got the OK to use some of those photographs. And I think even, one of the themes that we’ve been exploring in the last couple of records, is just realizing that in the big scheme of things, even the music that we make when we come together, no matter how powerful it is, it’s still pretty miniscule. I think for me the whole space theme has a lot to do with scale. You know, you look at some of those pictures, and there are thirteen light years in four inches in that picture.

O sea, básicamente fue algo fortuito que se relacionó con el trabajo que estaban realizando en dicho momento. En todo caso, la forma pseudo-simétrica de la nebulosa de la portada quizás hace referencia a la técnica de grabación “binaural” utilizada en algunos tracks del disco, lo que en parte podría explicar el uso de dicha imagen.

No se pierda la próxima entrega de la serie acerca de la carátula del primer disco de Rage Against The Machine.

Anuncios

8 Responses to “Serie Especial: Portadas de Discos, Capítulo I”


  1. febrero 14, 2009 en 21:08

    :)
    Los últimos días he estado mirando mucho el arte de algunos discos, en especial los de Pearl Jam, y de hecho quería hablar de ellos, de la importancia que, para mi por lo menos, tiene ésto, cosa que probablemente al final no haga…

    Muy interesante la idea. Binaural es mi álbum favorito, un poco también por esa técnica de grabación que te hace sentir que estás en medio de la banda mientras tocan. Yo conectaba la portada con eso, con esa sensación de estar en medio de algo que te envuelve completamente y que a la vez hace que se sienta que escuchas diversas cosas, no es como cuando escuchas todos los instrumentos y todos van por la misma línea hacía la misma dirección, esto hace que se sienta, por lo menos en los tres temas que fueron grabados con esa técnica, por momentos que cada cual va hacía direcciones distintas. Y esto de la nebulosa y el universo es como eso, un gran todo “desordenado” no líneal, y envolvente.

    En fin, saludos y gracias por los datos entregados de esta portada :)

  2. febrero 15, 2009 en 2:33

    Gracias como siempre por comentar. Te insto a que escribas sobre el arte de los discos y así quizás la gente indicada se de cuenta de lo que valoramos el esfuerzo que se realiza en dicho trabajo, ajeno muchas veces al proceso creativo musical mismo, pero que puede llegar a ser a veces tan importante como la música en sí para lograr entender o apreciar el arte o mensaje en su sentido completo.

    A pesar de todos los beneficios en términos de difusión y costos para los artistas y consumidores que significa la era de internet y el mp3, tengo “miedo” que se pierdan las ediciones físicas por lo que comenté, aquello de que el arte de los discos es importante y muchas veces gratificante si es que ha sido realizado con esmero y dedicación. Yo en lo personal compro CDs no tanto para dar soporte a los artistas (prefiero ir a sus conciertos en dicho caso), sino para poder contar con dicho arte en mis manos.

    Ya cuando el vinilo se perdió como formato de distribución musical más importante mucha gente, más allá de la preferencia por su sonido, vio también en ello el fin del arte en la carátula de los discos (pasar de una portada de grandes dimensiones a una pequeña en lo que era el cassette y luego el disco compacto sin duda que provocaba ese sentimiento), pero dicho arte aun ha subsistido de manera “digna”. En este punto que ya estamos dirigidos sin escalas hacia el mp3 y la distribución digital, me temo que no se le dará importancia a la carátula o el booklet sino sólo en las ediciones especiales, las que claramente no serán baratas y por ende no cualquiera podrá llegar a tener. Toda esta elucubración es lo que me hace reacio a que el mp3 se tome definitivamente el mundo de la música, pero ya es algo inevitable…

    Me gustan las ediciones físicas, no quiero que se pierdan.

  3. febrero 18, 2009 en 12:04

    Tb me gustan las ediciones físicas, me encantan los vinilos y me sigo comprando los Cds que me gustan aunque ya los haya escuchado mil veces en mp3. Igual confío en que no se va a perder, de hecho confío en que vuelva el vinilo, seguramente a costa de la muerte del CD.

    Igual cualquiera que hace un disco hace una carátula por muy picante que sea, así que no creo que muera.
    Me encanta la cultura de afiches y carátulas. me acuerdo cuando pasaba horas, después del colegio, en la disquerías sólo viendo carátulas.

    Bueno, y no tenía idea lo que era esa carátula. Y el Binaural fue el último disco de Peal Jam que escuché y lo he escuchado muy poco.

  4. febrero 18, 2009 en 14:34

    Yo creo que el gran problema con los vinilos es su capacidad de almacenamiento en relación al tamaño, pero de todas formas están reviviendo en lo que son las ediciones especiales de los discos, en coleccionistas y DJ. De hecho si no fuera por los DJ que los usaban quizás se hubiesen perdido antes, pero la verdad no estoy interiorizado en dicho soporte así que la verdad no tengo idea.

    Si es que llegas a leer esto, ¿tú sabes acaso si los vinilos actualmente son grabados a partir de una fuente analógica o directamente del digital? Porque en el segundo caso, desde mi punto de vista no cabe el argumento que ellos suenan mejor a un CD o medio equivalente.

  5. 5 Guti
    febrero 20, 2009 en 18:05

    Hola como estás? espero que bien. Bueno dando vuletas por la vida me encontré de repente aquí y vi esta serie de artículos que me parecieron bastante interesantes (a todo esto respondo en el primero porque es el último que ví :P )

    Respecto a tu comentario de que el pasar a la distribución digital no se si sea tan seguro que se pierda el arte de los discos, ya que por lo menos los nuevos Ipod touch y los Iphones (y me imagino que muchos reproductores portátiles mas) permiten visualizar la caratula de los álbumes e incluso buscarlos por su caratula en vez de buscarlos en carpetas.

    Además tengo entendido que en ese álbum loco que NIN dio gratis el año pasado se incluían varias imagenes que eran como el arte del disco.

    En fin no creo que se pierda el arte de hacer portadas, ya que le dan una cierta personalidad a los discos que el solo nombre puede no otorgarle y además el hecho de que la distribución digital se masifique podría hacer que mejore enormemente la calidad de las portadas, en cuanto a tamaño y resolución, y sea posible disfrutar de estas como fondo de tu escritorio de PC o en tu reproductor portátil mientras escuchas el disco.

    Saludos

    • febrero 20, 2009 en 18:24

      Wow, comentarios de gente inesperada jaja… Vale por dirigir parte de tu vida por estos lados.

      Con respecto a lo del arte de los discos, no es lo mismo (para mí) tener una versión digital a una física. Ahora bien me puedes decir que puedo imprimir el arte, pero de todas formas esa manera no me satisface.

      Con respecto a lo de NIN, efectivamente junto con la descarga de sus álbumes se adjuntaba un pdf (si mal no recuerdo) con imágenes a modo de arte del disco. Pero de ahí a imprimirlas y armar un booklet… No, prefiero pasar.

      Y si se pierden las ediciones físicas, ya no vamos a tener chistes como con otro disco de NIN, el Year Zero, que cuando abres la caja y vez el disco, tiene un color negro, pero luego de escucharlo cambia a blanco (el CD tiene una capa sensible al calor y cambia de color con él).

      Saludos.

      • 7 Guti
        febrero 21, 2009 en 15:12

        No había reparado en eso, pero tienes mucha razón de que no es lo mismo tener algo de manera física que “virtual”. A mi por lo menos lo de los discos no me afecta tanto, ya que no soy tan fanático de la música, pero pensando en otras cosas como tener un comic pirateado de forma digital o tener la versión física, la última le da mil patadas a la primera.

        Respecto a lo del disco de NIN, no tenía idea de esa gracia, pero wow que idea mas ingeniosa.


Comments are currently closed.

buscar en el blog

calendario de posts

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Contacto

Siéntase libre de escribir a contacto También puede encontrarme en Last.fm, YouTube, Delicious y Twitter.

A %d blogueros les gusta esto: