Archivo para 2 agosto 2010



02
Ago
10

La elefanta Topsy

Lo que les traigo en esta oportunidad dista por lejos de ser una narración agradable, pero creo que es una historia que hay que contar. Ella habla acerca de una elefanta india llamada Topsy quien, víctima de la estupidez y morbo de numerosas personas, vio su muerte convertida en un penoso y objetable espectáculo de circo.

Según cuenta la historia, corría el año 1867 cuando Topsy llegó al mundo. Tiempo después, en 1875, la elefanta pasó a integrar el circo de Adam Forepaugh, un empresario que por aquel tiempo poseía uno de uno de los circos más importantes de Estados Unidos, país en el que se desarrolla la historia de nuestra protagonista.

En sus inicios, Topsy era exhibida al público como “la bebé elefanta”, algo que no se antoja extraño y para lo que se supone era “idónea”. Es de suponer, también, que durante sus primeros años de vida la entrenaron para realizar algún tipo de número circense, pero no hay información de aquello. De hecho, durante este periodo de lo único que se tiene noticia es de la venta que Forepaugh realizó de sus números de circo un año antes de su muerte, en 1889, a James A. Bailey y James E. Cooper. Pero de Topsy no se vuelve a saber sino hasta 1900, y sólo de manera trágica: dicho año mata a uno de sus cuidadores en Waco, Texas y posteriormente a otro en Paris, Texas. Finalmente, durante un show en 1902, mata un tercer hombre en Brooklyn, Nueva York. La suerte de Topsy estaba sellada y desde ese momento fue llevada a Coney Island, Nueva York, lugar donde pasaría sus últimos días y conocería la muerte.

¿Qué es lo que llevó a una elefanta como Topsy a actuar de esa manera? [1]

Se cuenta que todos y cada uno de los cuidadores a los que Topsy quitó la vida, de una u otra forma habían abusado de ella. Por citar un ejemplo, los registros de la época mencionan que el último hombre que murió intentó alimentar a Topsy con un cigarro encendido. Y bueno, es que al parecer a nuestra elefanta nunca le asignaron un cuidador que estuviera a la altura de la labor que le tocaba desempeñar.

Frederick “Whitey” Ault, a quien se consideraba la única persona a la que Topsy le hacía caso en aquellos años, se emborrachaba con frecuencia y algunas veces salía a “dar paseos” con la elefanta por Coney Island. En una de esas ocasiones, a causa de la irresponsabilidad de Whitey, Topsy terminó casi con medio cuerpo dentro de una estación de policía, incidente que se convertiría en una excusa más para acabar con su existencia.

Luego de aquel acontecimiento, Topsy fue utilizada sin mayores disturbios como animal de carga en la construcción de Luna Park, un parque de diversiones en Coney Island. Pero según relata la crónica del New York Times de la época, “Whitey no veía con buenos ojos aquella labor”, así que un día persuadió a la elefanta para que destruyera parte del lugar. Este suceso fue el que finalmente dio pie a que no se esperara más y se decidiera ejecutar a Topsy.

En este punto de la historia, desde el punto de vista de la “sociedad”, se justificaría el sacrificio de Topsy. Mas yo no estoy siquiera de acuerdo con el cautiverio de animales salvajes, así que repruebo desde un comienzo lo que le estaban haciendo a la elefanta. Es injusto. El problema es que lo más abusivo estaría por venir.

Seguir leyendo ‘La elefanta Topsy’




buscar en el blog

calendario de posts

agosto 2010
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Contacto

Siéntase libre de escribir a contacto También puede encontrarme en Last.fm, YouTube, Delicious y Twitter.