Archive for the 'Descomposiciones' Category

16
Feb
11

Una historia gatuna

Lo que les voy a relatar es bastante inverosímil, lo sé, pero responde sólo a hechos reales, supongo que ordenados convenientemente. La historia me llegó casi de primera mano, así que voy a intentar reproducirla lo más fielmente posible, pero ya saben, en el boca a boca se pierden detalles y se inventan otros… no es mala fe, es la memoria traicionera no más. Aquí va.

Por wolverenstein

Érase una vez1 una persona —a quien llamaremos Ana— que caminaba tranquilamente por una de las calles de una población de Santiago. Si bien era un día como cualquier otro, algo llamó su atención: el fuerte e incesante llanto de un gatito.

El llanto provenía de un auto que estaba estacionado en la calle, pero era difícil adivinar el lugar exacto donde se encontraba el felino. Este no se veía ni dentro del auto ni debajo de él, por lo que Ana pensó que el gato se podría encontrar en el motor. Ello era peligroso para el animalito en caso que la dueña del vehículo, a quien conocía, no fuese advertida, así que hizo el intento de contactarla.

Una vez al tanto del asunto, la dueña del auto se mostró algo incrédula. El gatito se oía llorar, aparentemente desde algún lugar del vehículo, pero no lograban encontrarlo por ninguna parte. Así fue que luego de varios intentos sin éxito decidieron pedir ayuda, la cual solicitaron a uno de los bomberos de la compañía que se ubica en las cercanías del lugar donde ellas se encontraban.

Después de buscar de forma exhaustiva bajo el vehículo, el bombero logró dar con el paradero del gatito. Éste se encontraba atrapado en una de las ruedas del auto, sin poder escapar de forma alguna, cuestión que sin más da origen a la siguiente pregunta: ¿cómo fue que llegó ahí?

Seguir leyendo ‘Una historia gatuna’

27
Mar
10

Ya transcurrió un año

Ya no estoy hiperventilado. Tampoco emocionado ni feliz.
Ya no tengo la viva sensación de abrazarla durante 2 horas.
Ya no tengo los moretones en los antebrazos por la presión contra la reja.
Ya no tengo el sudor, el cansancio ni la satisfacción de aquellas noches.

Bueno, el cansancio sigue, pero ya no es físico.

Tengo en el armario la misma polera que ocupé en ambas jornadas
(la cual nunca me he vuelto a poner),
los mismos jeans y zapatillas
(estas últimas jugando ya los descuentos).
Quizás tengo también la misma ropa interior, pero no puedo dar fe de ello
(la renuevo más a menudo).

Tengo menos pelos, más canas.
Menos musculatura, más grasa.

Tengo un año más en el cuerpo,
pero no estoy seguro acaso un año más de vida.

01
Ene
10

Feliz año nuevo

No, en esta ocasión no tengo nada preparado para ustedes. Sólo quería desearles un feliz año nuevo y que el 2010 sea exitoso para cada uno de ustedes, donde el éxito no es sino el logro de sus objetivos personales, siempre ellos en armonía con su entorno y las demás personas. Miren con optimismo lo que viene no solo por estar cambiando de año, sino intentar que esto sea una constante día a día.

Ojo que hay un montón de cosas que siempre mucha gente dice, que ya empiezan a caer en los lugares comunes y a las que nos acostumbramos, pero de vez en cuando vale la pena prestar un poco de atención y darse cuenta que aquellas palabras que por la repetición ya parecen vacías, en algunas ocasiones son buenos consejos que debiésemos poner en práctica.

Muchas veces he escrito cosas aquí o en otros lugares que me son difíciles de aplicar en mi propia vida o que lisa y llanamente no llego siquiera a intentar. Es un defecto de carácter el hecho que aunque en gran cantidad de ocasiones qué es lo que está bien, qué es bueno para mí o para los demás o qué me hace feliz, no pueda llevarlo a la práctica. Sin embargo enuncio esas ideas con la esperanza que alguien las lea, les encuentre algún sentido y las incorpore a su quehacer diario. Mi propia lucha generalmente no pasa por darme cuenta de las cosas, sino por encontrar el valor o la fuerza para hacerlas. Ojalá ustedes tengan esa energía para ponerse en acción.

Para cuando se publique este artículo, cosa que se hará de manera automática al comienzo del nuevo año, estaré con mi familia, en casa, intentando encontrar esta esquiva energía. No sé cómo pasarán ustedes el año nuevo, pero espero que sea en paz con ustedes mismos, felices.

Saludos y feliz año nuevo.

PS: si leen esto durante la noche (aunque lo dudo y prefiero que sea así), miren al cielo, que la Luna estará llena y bella.

22
Dic
09

Esos segundos…

Hecho Polvo

cómo quedo
cuando me cruzo con una mujer que no
veré nunca más en la vida y con la que me
habría gustado pasar toda la vida.

Claudio Bertoni
Jóvenes buenas mozas
Editorial Cuarto Propio, 2002, p. 31

Caminaba a lo lejos hacia mí y yo hacia su persona. No tengo muy buena vista, pero algo en ella me llamó la atención. Quizás fue la forma como se movía, su actitud, su presencia… o quizás las 3… Probablemente más que esas 3.

Pensé, estúpidamente, en qué tan bonita sería. No evoqué ninguna imagen a mi mente pues la miraba detenidamente a los ojos y eso copaba mi razón. O al menos imaginaba que llegaba a sus ojos. Aun se encontraba lejos.

Un hombre se interponía en nuestras trayectorias. Caminaba ensimismado, con la cabeza gacha, abstraído en su mundo. Yo hacía lo propio, pero con la frente en alto y abstraído en un mundo que no me pertenecía.

El hombre pasó rápidamente por mi lado mientras yo continuaba acercándome a ella. Visto desde fuera, no había nada de especial en la situación. Éramos dos personas que caminábamos por la calle en la misma dirección, pero en sentidos opuestos, agradablemente destinados a un encuentro. Un encuentro casual como muchos; innumerables casos que no pueden ser cuantificados  porque nadie se daría el trabajo de hacerlo… carecen de interés. ¿Qué importancia hay en el encuentro de dos personas que no se conocen, que posiblemente no se dirigirán palabra alguna y que seguramente nunca más se volverán a ver? Encuentros fortuitos, caminos que se mezclan, pero no interceptan.

Seguir leyendo ‘Esos segundos…’

28
Oct
09

Luna, no te reconozco

Creo que nunca había visto antes una imagen de tu “lado oscuro“. No lo recuerdo la verdad. Pero ya la vi y no te reconocí. Lo siento, te ves muy distinta…

Imagen tomada de Wikipedia (original de la NASA). Y si no le parece “rara”, aquí la imagen del lado que siempre vemos.

28
Jun
09

Raindrops Keep Fallin’ on My Head

31
May
09

El tiempo avanza

Es implacable y no perdona… No se puede recuperar.




buscar en el blog

calendario de posts

agosto 2017
L M X J V S D
« Mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Contacto

Siéntase libre de escribir a contacto También puede encontrarme en Last.fm, YouTube, Delicious y Twitter.