Posts Tagged ‘sonic youth

14
Feb
10

My Bloody Valentine: Loveless y la búsqueda de la perfección

Es difícil hablar de un clásico. Más aun por parte de alguien que carece de una instrucción mínimamente académica y/o práctica en el arte de los sonidos y lo que desea hacer es comentar un disco transgresor tanto en lo técnico como fundamental en lo musical, pero bien merece el esfuerzo… En esta ocasión, Loveless de My Bloody Valentine.

Loveless corresponde para muchos a la cumbre creativa de un movimiento que se conoce históricamente como shoegaze o shoegazing, un término en principio acuñado por la prensa para denotar negativamente la falta de movimiento y “espectáculo” sobre el escenario de cierto tipo de músicos que actuaban de manera apática con el público (en oposición al rock y pop que alimentaba los escenarios durante los 80), pero que finalmente terminó por definir un estilo, uno caracterizado por las guitarras ruidosas y etéreas, con muchos efectos y capas, pero capaces de crear melodías de intrínseca calidad y sensibilidad pop.

Corría 1991 cuando Loveless fue editado y su sonido marcaría de alguna forma la diferencia que había a uno y otro lado del Atlántico en dicho momento: mientras en EE.UU. el grunge se apoderaba del panorama musical con un disco fundamental que marcaría la década como fue Nevermind de Nirvana, en el Reino Unido el shoegaze (con nombres como Ride, Slowdive y los propios My Bloody Valentine) y la escena de Madchester (con exponentes como The Stone Roses y Happy Mondays) eran los que gozaban de buena salud, la segunda con mayor importancia mediática por otorgar los cimientos al britpop, estilo que terminaría por dominar la segunda mitad de los 90 en la isla y que tendría mucha mayor llegada a nivel internacional (nombres como Suede, Blur, Pulp y Oasis dan cuenta de ello).

Los primeros años

El sonido alcanzado por My Bloody Valentine en su obra de 1991 fue fruto de años de búsqueda. Fundado hacia 1984 en Dublín, Irlanda, y bautizados probablemente a partir de la película slasher de 1981 del mismo nombre (aunque la mayor parte del grupo no estuviera al tanto de ello), la formación original estaba integrada por Kevin Shields (nacido en Nueva York, pero criado en Dublín) en guitarra, segunda voz y en ocasiones bajo, su amigo Colm Ó Cíosóig en batería,  Dave Conway en voz principal y Tina Durkin en teclados. Su estilo inicial, plasmado en This Is Your Bloody Valentine (1985), podía ser encasillado dentro del post-punk y no daba mayores pistas de lo que luego lograrían. Ejemplo de esta época es Don’t Cramp My Style, disponible a continuación.

La llegada a Londres: cambios en la formación y el contrato con Creation Records

Su primera incursión discográfica, grabada en Berlín, Alemania, no tuvo los resultados que la agrupación esperaba y dio lugar a cambios en la formación. Una vez asentados en Londres, Debbie Googe se integró como bajista mientras que Tina Durkin dejó la banda. Con esta configuración editarían 3 EP hasta que Conway decidió dejar la agrupación siendo reemplazado por Bilinda Butcher en voz y a su vez también aportando con una nueva guitarra. Sería finalmente con estos nombres que el sonido de My Bloody Valentine comenzaría a enfocarse realmente, dando origen a dos EP que recibieron excelentes críticas y perfilaban el nuevo sonido: You Made Me Realise y Feed Me with Your Kiss, ambos de 1988 y ambos lanzados mediante Creation Records, detalle que a la larga sería no menor. Los temas que dan nombre a ambos registros, a continuación.

El disco debut

Como antesala al disco de 1991, fue en 1988 que My Bloody Valentine lanzó el que es considerado su primer álbum en el sentido estricto del término: Isn’t Anything. Bebiendo de la experiencia alcanzada con años de trabajo y con el futuro en mente, este disco en sí ya rompió barreras clásicas y fue fundacional e inspirador para el género del shoegaze. Si bien Shields era quien dirigía mayormente los destinos sonoros de la banda, este álbum se caracteriza por poseer mucha colaboración de parte de los otros miembros de la agrupación en el proceso creativo, cuestión que queda en evidencia en los créditos de cada uno de los temas. La incorporación de Butcher aquí demuestra ser fundamental en el sonido que pulió el grupo, sobre todo en el aura que otorga su voz a lo largo de los temas.

De este registro, Lose My Breath y Nothing Much to Lose a continuación.

Cuando se intenta indagar o contextualizar el trabajo de My Bloody Valentine, existen voces que relacionan su mezcla de pop y ruido con agrupaciones del nivel de The Velvet Underground y Sonic Youth. Por otra parte, las asociaciones con el trabajo de The Jesus and Mary Chain y Cocteau Twins por ejemplo tampoco son antojadizas y funcionan como un marco que intenta ayudar a entender el sonido que se gestaba en la cabeza de Kevin Shields, principal compositor y líder de la agrupación, sonido que vería su máxima expresión en Loveless.

Seguir leyendo ‘My Bloody Valentine: Loveless y la búsqueda de la perfección’

09
Ene
10

Discos de 2009

Cada día que pasa esto tiene menos sentido, así que mejor me apuro. Ahora bien, ¿por qué no publiqué nada antes? Porque el año recién pasado no escuché tanta música nueva como en los anteriores, así que me parecía que no valía mucho la pena escribir al respecto. Luego recapacité y el hecho que haya escuchado pocos discos no le resta mérito a recomendar los que me parecieron buenos dentro de esos pocos y quejarme de los que no cumplieron mis expectativas. Así que aquí van.

En un año que tuvo reediciones importantes (como Ten de Pearl Jam) y otras menos publicitadas (como el homónimo de Slipknot), que tuvo proyectos paralelos de viejos conocidos (como Street Sweeper Social Club de Tom Morello y Them Crooked Vultures de Dave Grohl, Josh Homme y John Paul Jones), además de compilaciones (como Monuments and Melodies de Incubus y Greatest Hits de Foo Fighters), la verdad siento que no es mucho lo que se alza como “imprescindible”… pero afortunadamente algo hay.

A Dream Theater no le compro su pose para Roadrunner Records de modo que no escuché Black Clouds & Silver Linings, a Muse los dejé de seguir desde que mi hermana menor se empecinó en escucharlos todo el día (me tiene chato), así que ni idea si The Resistance es un buen álbum, a The Flaming Lips no le he escuchado nada suficientemente bueno desde Yoshimi Battles the Pink Robots y ahora, con Embryonic (y el horrible tema que es Watching the Planets), menos ganas me dieron de seguirles la pista, mientras que a Megadeth nunca le he puesto suficiente atención por lo que Endgame no hace más que engrosar junto a los otros álbumes ya mencionados la lista de registros que a pesar de ser aclamados por la crítica lamentablemente no me hacen creer que me perdí de algo por obviarlos. Ahora bien, con respecto a Animal Collective y su Merriweather Post Pavilion, disco que hizo babear a toda la fanaticada indie y a mucha gente más, la verdad es que tuve hartas ganas de darle una oportunidad, pero no lo logré hacer (sólo llegué a escuchar un single que era bien interesante). Creo que ahí me puedo haber perdido algo, al igual que con la última entrega de Jarvis Cocker, Further Complications. Jarvis siempre se las arregla para hacer buena música (antes con Pulp y ahora de solista), así que le tengo fe a ese álbum. El tema que le da el nombre al disco ya motiva lo suficiente como para indagar más.

Con respecto a los álbumes que sí escuché, pero no calificaron a mi gusto (asumo que fue debido a que lo hice en un mal momento y no les presté suficiente atención), Them Crooked Vultures con su disco homónimo, Sonic Youth con The Eternal y Porcupine Tree con The Incident no lograron llenarme del todo. No quiero ser lapidario porque dentro de esos discos hay varias cosas interesantes (como New Fang en el primero, Antenna en el segundo y Time Flies en el tercero por ejemplo) y darle vueltas a la música puede hacer cambiar radicalmente las percepciones que uno tiene con respecto a ella. Y eso me gusta, el dinamismo involucrado. Quizás en algún tiempo más les hable de lo buenos/malos que resultaron ser dichas grabaciones… de momento solo puedo decir que no me gustaron mucho.

También hubo discos que me hicieron decir algo como “mira tú, está bien igual”. World Painted Blood de Slayer y Carboniferous de Zu son algunos de ellos. El primero, siempre bien al chancho como es la banda de Tom Araya (que te mejores) tiene un sonido que es distinto a sus trabajos anteriores el cual de alguna manera produjo cierto rechazo en los fans más obtusos. Como yo no soy uno de ellos (ni siquiera me considero “fan” de la banda), disfruté sin culpas de una inyección de trash metal a la vena, una que hace bien de vez en cuando.

Slayer – Public Display of Dismemberment

Por su parte, Carboniferous lo escuché más que nada por la relación que tiene dicha banda con Mike Patton y porque bueno, los iba a ver en vivo (gracias a un concurso) y quería saber qué era lo que se traían entre manos. No destiñeron para nada. Carboniferous presenta una propuesta musical muy cerrada, que deja poco espacio a la indiferencia y que tiene cosas muy atractivas para algunos y que espantan a muchos otros: una mezcla de algo que parece jazz (pero no lo es) con electrónica, ruido, disonancias, ritmos atípicos con percusiones que a momentos parecen tribales, etcétera. El hecho que sean italianos, tener un saxofonista entre sus filas y ninguna guitarra ya los hace diferentes en el circuito. Recomendado sólo para iniciados.

Zu – Soulympics (con Mike Patton en la voz)

Pero les dije que sí hubo discos realmente buenos el año pasado. Entre ellos, uno que me gustó bastante fue Octahedron de The Mars Volta. Aquí hay algo interesante por el hecho que los Volta dieron un giro casi en 180º en su música, bajando las revoluciones de manera evidente y dejando de lado las estridencias, malabares y gritos, tan característicos de su discografía. The Mars Volta, a juicio personal, es una de las mejores bandas que ha visto el nuevo milenio y parte de ese “fanatismo” que profeso por su propuesta es debido a que se reinventan en cada entrega: no hay un disco igual al otro y sin embargo, tienen un sonido característico. Hubo mucho fan, de nuevo obtuso, que vomitó sobre el giro “acústico” que el grupo de Bixler-Zavala y Rodríguez-López imprimió en sus composiciones… yo no iría tan allá. Puedo estar de acuerdo con el hecho que no es su entrega más destacada, pero qué bien que le hace a la música el buscar nuevas formas, vías y maneras, intentar innovar en el poco espacio que queda para ello.

The Mars Volta – Desperate Graves

Otro de los discos que me gustó y recomendaría fue Backspacer de Pearl Jam. No puedo hablar con propiedad porque nunca fui seguidor del grunge y soy más bien ajeno a la corriente (si no salió por la radio probablemente no lo conozca), así que sin ese bagaje el paseo que me di por el nuevo disco de Pearl Jam lo asumí como anecdótico, para saber en qué andaban. La sopresa fue agradable, pero no inmediata. Valoro personalmente lo corto del álbum (no alcanza los 37 minutos) pues casi no deja tiempo a los pasos en falso. Otra cosa que destaco es su cohesión, salvo por lo que ocurre con Just Breath y The End, canciones que se encuentran fuera del ánimo general de un disco que es muy movido y de harta guitarra. Personalmente la primera vez que escuché el álbum quedé pegado con ambas composiciones, creo que son las más destacadas, pero en el contexto general y mirando con distancia el trabajo no se enlazan muy bien con los otros temas. En una de esas podrían haber sido editadas como lados B de Backspacer o bien Eddie las podría haber lanzado dentro de su carrera solista, no lo sé… sería una pena en todo caso que se hubiesen perdido, pero creo que no las metieron en el disco correcto.

Pearl Jam – Just Breathe

Para el final, los 2 mejores discos (a mi gusto personal) de 2009.

Seguir leyendo ‘Discos de 2009’

20
May
09

Reconstruyendo historias I: Sonic Youth en Chile

SONIC YOUTH
Domingo 29 de marzo de 2009
21 horas, Movistar Arena

El inicio de una noche redonda, con un clásico. Minutos antes la pantalla gigante anunciaba el resultado final del partido Perú-Chile y se escuchaba un aplauso. Al finalizar la noche, llovían aplausos cerrados para una jornada increíble.

Recuerdo haber llegado al ex Arena Santiago poco después del tercer gol de Chile aquel 29 de marzo, momentos antes del show, por lo que el lugar ya estaba bastante lleno. Me sorprendió gratamente el hecho que el sector de Cancha VIP fuese notablemente más pequeño que en otras ocasiones (quizás un tercio de otras oportunidades) ya que no tiene sentido dejar amplios espacios vacíos cuando estos pueden ser ocupados por la gente de Cancha General. Y bueno, entre las “personalidades” allí apostadas pude distinguir algunos integrantes de Guiso y a una desconocida animadora de TV que se ve mucho mejor en persona que en pantalla… Además de ellos no recuerdo haber visto a nadie más “reconocible”. Tampoco esperaba encontrarme con nadie más.

El comienzo con Teen Age Riot dio para todo: desde lo obvio que es partir con un himno como ese al juego de distorsión sonora entre Ranaldo y Moore. Fue el indicio de una noche que desbordaría en energía y excelentes temas. Porque eso fue. No era necesario ser fan acérrimo de la banda para enganchar con la propuesta de Sonic Youth (Steve Shelley, Lee Ranaldo, Kim Gordon, Thurston Moore y Mark Ibold de yapa) sobre el escenario: sucesión de armonías quebradas por distorsión en la dosis justa. Ya con ese solo tema quedamos los asistentes con dos grandes postales del recuerdo: la lucha de guitarras (a modo de espadas) entre Ranaldo y Moore y el roce de las cuerdas que este último hizo contra una de las cámaras de video que filmaban el show. Sencillamente inolvidable.

Seguir leyendo ‘Reconstruyendo historias I: Sonic Youth en Chile’

20
Abr
09

Sacred Trickster, adelanto de lo nuevo de Sonic Youth

Qué gusto poder enlazar música de manera legal… No me aguanté y les dejo el audio de Sacred Trickster del disco The Eternal, adelanto de lo nuevo de Sonic Youth.

Paleteada vía Matador Records (pueden descargar el mp3 en esa página).

28
Mar
09

Mañana voy a ver a estos experimentadores en vivo

No me peguen ni se enojen, pero les cuento que ahora gané una entrada al recital que Sonic Youth ofrecerá mañana en el ex Arena Santiago.

Si bien me gustan, no soy fan, pero tenía muchas ganas de verlos en vivo más que nada por una cosa así como morbo musical: son demasiado importantes y fundacionales en la música como para haberlos dejado pasar por el país sin asistir.

Broche de oro para la semana musical más movida del último tiempo…

22
Mar
09

Alivie su bolsillo musical 2.0 (actualizado)

Ya se dijo aquello que hoy y mañana hay 2×1 en las entradas para el Pepsi Fest, pero ¿para qué usar ese dinero cuando todavía podemos ganar entradas gratis por ahí?

En un post pasado le di una cantidad insalubre de links a concursos por entradas a las distintas noches del Pepsi Fest. Algunos de esos concursos ya caducaron y tienen sus ganadores, otros no, pero hace poco salieron unos nuevos que ofrecen entradas VIP, sí de esas “Very Inaccessible Price”, para las jornadas de Patton/Cornell, Sonic Youth y Kiss.

No se amontonen ni se preocupen. No tienen que vender su alma ni correr en pelota por el bandejón central de la Alameda. Tan sólo participar enviando correos o llenando pequeños formularios que no piden ni tantos datos como en otras ocasiones. Vamos con los enlaces:

La Factoría prometió también regalar entradas VIP para Kiss. Cuando publiquen el post al respecto, lo linkeo desde aquí. Ya lo enlacé.

Recuerde también la opción de ganar entradas a General para Radiohead este jueves 26 de marzo como le conté aquí.

12
Mar
09

Alivie su bolsillo musical (actualizado)

Una ayuda para su economía doméstica a raíz de la avalancha de conciertos… A continuación listo enlaces en los cuales pueden participar para ganar entradas gratis a las distintas jornadas del Pepsi Fest (cada sitio tiene sus reglas y métodos de participación, además de plazos).

Peter Gabriel, martes 24 de marzo

Mike Patton & Zu Quartet y Chris Cornell, miércoles 25 de marzo

Bersuit Vergarabat, Los Piojos y Molotov, jueves 26 de marzo

The Academy Is…, viernes 27 de marzo

Rick Astley, A-Ha y Blondie, sábado 28 de marzo

Sonic Youth, domingo 29 de marzo

Kiss, viernes 3 de abril

Lista de concursos por entradas para varias jornadas (por separado)

Yo no tengo relación alguna con los sitios enlazados, así que no me vengan con reclamos o cosas extrañas ni se les ocurra participar aquí, pues no tengo entradas para regalar.

Por otra parte sepa que la gente de Pepsi ahora dio ciertas facilidades económicas para la adquisición de boletos. Según leí en ChileanSkies (y numerosos sitios de los arriba listados), ellas serían las siguientes:

Seguir leyendo ‘Alivie su bolsillo musical (actualizado)’




buscar en el blog

calendario de posts

marzo 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Contacto

Siéntase libre de escribir a contacto También puede encontrarme en Last.fm, YouTube, Delicious y Twitter.